Abogado del diablo, sacrificio de una tarde al sol con golosinas me mirabas a los ojos, me cogías de las manos, comparabas, me elegías. Sueño que esta noche por fin, podría pasar algo bueno, extranjero en tu paladar, bomba nuclear en tus sueños, quédate una noche más, bésame y no hables más. Sé muy bien que ésto es de locos, ir buscando poco a poco la frontera, una salida

14 de junio de 2010